Páginas

domingo, abril 02, 2006

¿A SANGRE FRÍA? Una Reflexión a partir de Capote


Me senté muy animado y esperanzado para observar Capote (Bennet Miller, 2005), con la fija idea que iba a presenciar otra buena biografía como las que ultimamamente nos tiene acostumbrados hollywood: Ray, Walk the line, etc. Lo que nunca imaginé, es que iba a reflexionar sobre el rol que cumplen en esta sociedad, aquellos que no son parte de la misma, y que curiosamente (curioso, luego de ver el filme), debido a nuestra concepción occidental y cristiana, nos es dificil ubicarnos en los terrenos de éstos, en resumidas cuentas me estoy refiriendo a los asesinos.
Estos personajes, demonizados y llevados al plano de lo sobrenatural, nos predisponen al rechazo, a ponernos en la vereda del frente, sin que se nos pase un solo pensamiento para proceder de forma contraria.
Primero Capote (el filme) y luego el mismo Truman, el escritor y personaje (para que seguir comentando la soberbia actuación de Seymour Hoffman), nos enseñan a quitar de una vez por todas el halo sobrenatural de aquel que mata, ya no son monstruos que no saben hablar, muy por el contrario son seres pensantes con todas los valores que cualquiera de nosotros puede llegar a poseer; y claro, uno de los asesinos de la familia Clutter, Perry Smith, tiene la misma calidad reflexiva que el personaje principal, ya no importan los antagonismos, son los dos los protagonistas de una "historia biografíca". Independiente del experimento que quería hacer el escritor con los criminales, para así escribir su libro, él llega a amar la personalidad de uno de éstos, sin importar las acciones del mismo.
Dentro de este contexto, no es raro analizar ahora sin un ánimo de polémica filmes contemporáneos como La Caída (Der untergang, Oliver Hirshbiegel, 2004) o Monster (Patty Jenkins 2003), en que sorprende la humanización de la figura de Hitler en el primero, y la complicidad en el espectador que genera el personaje asesino en serie Aillen Wuornos en la segunda. De la misma manera que Hirshbiegel o Jenkins sirven de puente entre nosotros y los asesinos, Truman Capote (el filme, el personaje y el escritor) nos acerca de la manera más sociable y natural a estas figuras, sin provocar el rechazo del que está viendo.

6 comentarios:

Nelson, un habitante del patio dijo...

Este comentario de Álvaro es todo un análisis sociológico (...parece que es virtud de familia)
Después de leerlo, debo reconocer que es casi inevitable tener que ver esta película.

Nota:Ahora que digo sociológico, me acordé de cierto pariente suyo estimado vecino, quien, con algunos estudios importantes en el tema, podría darnos una opinión al respecto...se atreverá?.

Lannur dijo...

Muy interesante tus comentarios. Me alegra que me invitaras a leerlo.

Al igual que Nelson, pienso que te fuiste muy en el análisis sicosociológico de los asesinos, casi al puro estilo Carlos Pinto. Pero como no hacerlo si estamos hablando de una obra de Truman Capote!!!
Comparto tu opinión cuando te refieres a esa capacidad que tiene T.C de hacerte cómplice , de cómo minuciosa y acabadamente te implica y complica con el relato. De como logra traspasar natural y sociablemente (como tú dices) la amalgama de sentimientos que provoca. Para que decir de esa afinidad y complicidad que él tiene con los asesinos de los Clutter(no stoy segura si así se escribe). Pero no olvides la gran mochila emocional que debió cargar Truman luego de escribir A Sangre Fría y que ésta, su opera prima se convirtió en su propio ninja mental.

Tengo entendido que Bennett Miller, hasta "Capote", solo había realizado documentales, así es que las expectativas solo me las resecho por el libro. Lamentablemente :( aún no he visto la peli. Pero, con respecto al libro, te puedo decir que me lo releí en mi formación como periodista. Es un texto emblemático dentro del género de la no ficción, por no decir que pionero. Recuerdo que a Capote se le conoce como el creador del concepto “no ficción”, que tanto influyó en la literatura y en el periodismo.

Sin duda considero colosal el trabajo de investigación que hizo durante 6 años y como convirtió una crónica, cientos de documentos periodísticos en una narración “novelística”.

Luego de leer tu tan alabada critica, espero que la peli no me decepcione y que sea tan intensa, peculiar, mediática, pero menos "divesca" que la personalidad del autor, y que Philip Seymour establezca las diferencias entre personaje y persona, entre la hipnótica figura pública que consiguió alcanzar Capote y el solitario hombre que era.

Nelson, un habitante del patio dijo...

Diablos... debo seguir esperando para ver esta película.
Eso sí: Los comentarios aquí vertidos son demasiado influyentes y contundentes como para no dejarse influir por ellos a la hora de verla.
Voy definitivamente predispuesto, pero espero me quede algo de independencia mental.

Nelson, un habitante del patio dijo...

Por fin pude ver la película. La espera valió la pena. Capote es un muy buen film , con buenas actuaciones, incluyendo , por supuesto , al ganador del Oscar Philip Seymour Hoffman (me gustó mucho también la de Clifton Collins , en el papel de Perry Smith,el asesino)

El desarrollo de la historia , de pausado ritmo, podría espantar a un espectador inquieto. Sin embargo, en mi caso, fué aquello exactamente lo que me atrajo: el lento devenir de la historia (por más conocida que sea , no es mi caso) , da tiempo para ir observando el lento proceso psicológico que va envolviendo a su protagonista (Capote), y la fuerte carga emocional que debió soportar al involucrarse, de primera fuente, en la narración de los hechos.
Como dice el dicho popular, Capote fué por lana y salió trasquilado.
No me voy a a extender en un análisis más profundo, por ahora. Pero me voy a devorar el libro y de ahí hablamos.

Lannur dijo...

Wuauu...leo ke dsp de todo, algo te deje de independencia mental..me alegro.

Disfruta el libro!!..pues es como dije, es todo un hito literario..y si te gustó no tardarás en estar implicado con "Música para Camaleones" pero sta vez no te lo argumento..pa' conservar tu independencia..ja..

Y si eske le haces tmb a la lectura tanto como al cine, podría recomendarte algo de la llamada generación beat: Tom Wolf y su "ponche de ácido lisérgico", Bukowski con "música de cañerias" o Allen Ginsberg y "aullido y otros poemas".., por nombrarte los ke me parecen + interesantes dentro de su stilo..
By By

Nelson, un habitante del patio dijo...

Estoy ya en las página finales de "A sangre fría". Al margen de la violencia de los hechos narrados por TC y a riesgo de que suene algo morboso, debo decir que leer este libro es un verdadero placer. La narración es tan cuidadosa y detallada, que uno puede ir visualizando y construyendo imágenes , con una facilidad asombrosa (asumo que esta virtud está más relacionada con la calidad narrativa de la historia, antes que las habilidades cinematográficas del sucrito)(aunque quien sabe).
En suma, un libro espectacular.

Gracias por las sugerencias de otros libros.