Páginas

jueves, marzo 30, 2006

CINE, HISTORIA Y MEMORIA



Con ocasión del próximo rodaje de la película "Guerrilla" , que narra la historia del Che en la última etapa de su vida, me surge la reflexión en torno a la relación historia-cine-memoria.
Como sabemos, la historia y sus avatares es fuente permanente de inspiración del cine. Innumerables hechos y personajes de la vida real, son llevados a la “pantalla grande” con diversa intención y resultado. Algunos realizadores contemporáneos se preocupan de traer a la memoria hechos que muchos quisieran olvidar. Es el caso reciente de grandes películas como “Der untergang”, narrando los últimos días de Hitler, de reciente y exitoso estereno. (ver post anterior). El pasado se encara aquí de forma honesta y valiente , con un realismo que estremece.

En el caso de nuestro país, estamos en deuda con nuestra memoria. Por ejemplo, la película de Andrés Wood, “Machuca” fue un aporte, al contar una historia relacionada con el Golpe Militar de 1973 . Sin embargo es insuficiente. Hay tanto para contar de estos últimos 30 y tantos años. Tanta injusticia que el texto de la ley aún no ha sancionado y que la memoria colectiva casi olvida. Al contrario de lo que muchos quisieran , lo que hoy se necesita “es recordar y no olvidar”, como bien señalara Patricio Guzmán, documentalista chileno.

Espero que en el futuro cercano , algún productor y director nacional se atreva , y escarbe en nuestro pasado inmediato y en nuestra memoria , buscando recrear alguna de las miles de anónimas historias que allí permanecen. Esto será un acción de justicia y un testimonio para las generaciones venideras.

Foto: "La persistencia de la Memoria", Salvador Dalí, 1931.

2 comentarios:

Alvaro, el otro habitante dijo...

De alguna u otra forma, presencié la misma historia qu ud vivió compañero, cuando en esos tiempos ustedes eran un referente para mi temprana edad. Por lo que en estos momentos, esta cercanía que tenemos al formar parte de algo, se transforma en un honor.

Nelson, un habitante del patio dijo...

Estimado amigo:

El honor es mío.