Páginas

lunes, mayo 08, 2006

FUGA - Cine chileno, pero no del mejor.

A pesar de las limitaciones de nuestro medio , el cine nacional ha ido "agarrando vuelo". Durante los últimos años, una serie de producciones nacionales han ido ocupando espacios importantes , llegando algunas de ellas a obtener destacada notoriedad en tierras extranjeras.
Pero, como en todas las cosas, no todos los caminos conducen a Roma.

Fuga , de Pablo Larraín , es una película chilena de buena factura técnica , protagonizada por un grupo de actores nacionales del tipo "5 estrellas" . Sin embargo, parece que eso es todo, pues el filme se diluye en una historia inverosímil y extraña sobreactuación.
La trama de la historia , enmarcada en el mundo de la música clásica , no me logró cautivar ni convencer (no creo ser el único) y la locura de su protagonista , eje narrativo de la película, se transforma rápidamente en una sensación que molesta. El buscado surrealismo en algunas escenas (pianos que se destruyen o se hunden en el mar, un concierto en una balsa al medio del mar, pianos que sangran) raya en la ostentosidad y da una sensación de desperdicio de recursos, casi impropia del medio nacional.
Lo mejor para mí : la actuación de Luis dubó y Alfredo Castro , que aportan el único momento entrenido de esta pretenciosa historia.

4 comentarios:

Aynna Dannan dijo...

Siii.. de todas maneras Dubó...
Y castro, genial!!
Sabes que me simpatizó.. la encontré bien. Y lejos me encantó la fotografía.
Eso desde mi humilde opinión.
Saludos

Me gustó el color del template. Bien!

Nelson, un habitante del patio dijo...

El cine es como la comida: En materia de gustos, no hay nada escrito. Esa es precisamente la gracia de lugares como este, poder intercambiar opiniones e impresiones.
Estamos mejorando el blog. Cuando me ponga rococó o barroco , por favor párenme los carros.

Patricio S. dijo...

Vi la película y definitivamente no me gustó. Demasiadas escenas lentas, demasiada oscuridad, como en todo el cine chileno. Escenas groseras innecesarias, escenas como la de la barca en el mar completamente ilógicas (recién cuando están flotando a la deriva y solos, le piden tocar algo en el piano al protagonista y éste no quiere, lo que enseguida hace pensar "y pa eso tanto atao!?").

No me gustó tampoco la "obra macabra". Simplemente, latera.

El cine chileno tiene q aprender mucho todavía, y dejar las sombras en sus películas atrás.

Nelson, un habitante del patio dijo...

Patricio:
Tengo una opinión parecida a la tuya:
Fuga no me gustó, y si no fuera por los actores Dubó y Castro, la película se hunde como el piano.