Páginas

lunes, mayo 08, 2006

EL HOMBRE DEL TREN

Navegando por ahí , me crucé con un post que reflexionaba respecto a que sí nos hubiera gustado hacer otra cosa de la que actualmente hacemos.
Antes de que me atrape la propia reflexión personal , me acordé de una hermosa película que ví hace algún tiempo: El hombre del tren(2002) del director francés Patrice Leconte.
Esta historia tiene que ver justamente con la reflexión mencionada en ese post: aquello que no somos y que seguramente nos hubiera gustado ser. El camino de un ladrón de bancos se cruza con el reposado pasar de un profesor jubilado. Ambos ven en el otro , el sueño de una vida distinta.

Uf... Por ahora, me negaré a reflexionar sobre este tema, pues aunque sin dramas ni traumas, tengo algo que decir al respecto. En lo inmediato, les invito a disfrutar de la película.

2 comentarios:

¿ysiestaveztequedaras? dijo...

Posiblemente el cine en si mismo sea un arte que nos sirva de reflexión para saber lo q pasaría si hubiéramos hecho algo diferente a lo que realmente hacemos. En parte es una compensación por todo lo que no llegamos ni a imaginar

Un saludo!

Nelson, un habitante del patio dijo...

Bonita reflexión la que haces.
El cine como espejo de nuestros íntimos sueños. Buen tema para desarrollar en futuros posts.
Gracias por la visita, y espero sigamos en contacto. Por lo pronto , en breve te agregaré a mi lista de blogs amigos.

Saludos,