Páginas

sábado, junio 21, 2008

THE WORLD'S FASTEST INDIAN

Al igual que un entusiasta del deporte extremo busca la adrenalina realizando su práctica deportiva favorita, aquellos que gustamos del cine, estamos siempre en una permanente búsqueda de películas que nos hagan disfrutar.

Por ello, encontrarse con un film entretenido , es siempre cuestión agradable, y más aún, terminar de ver un film con la placentera sensación de haber invertido bien nuestro tiempo, es una cosa que se agradece.

Es el caso de "The world's fastest Indian" del director Roger Donaldson, y que protagoniza, el gran Anthony Hopkins. El film recrea la historia de Burt Munro, un veterano corredor de motos , que persigue su sueño de obtener el record mundial de velocidad.

Tenemos aquí una "road movie" de fácil digestión. No se trata, de ninguna forma, de una pieza "maestra" del cine , pero podemos decir que este sencillo  film nos dejará un agradable sabor al final , y una que otra valiosa reflexión personal respecto de la importancia de nuestras propias aspiraciones y de la lucha por no abandonarlas.

2 comentarios:

LAPOR dijo...

hola! gracia a tu link he descubierto que es del director de "Cocktail"! no me lo puedo creer.. De tdas maneras, no quiero estra en edeacauedo ocntigo, pero a mí la peli... me dejo que "ni fú ni fá", y eso que podía haber sido interesante, por ese argumento sencillo en el que alguien tiene un objetivo deportivo, que es ya en sí un género, y el espectador un interés por ver si lo consigue. saludos

Pablo dijo...

Una película amable, grata y a la vez que sencilla, y llevada con buen pulso, por el para mi, irregullar (pero aquí bastante aceptable) Roger Donaldson ("Trece dias"),por ejemplo. Y en donde nos cuenta, las hazañas de un modesto,pero extraordinario personaje, llamado Burt Munro, un "tipo", que se pasó un "chorro" de tiempo, perfecionando una moto...
La verdad, es que películas como esta, son las que hacen falta para animar el cotarro cinematográfico, pués hacia bastante tiempo, que no salia del cine, con la sonrisa en la cara, como me ha pasado con esta cinta.
Pero claro, que aquí, todo el peso recae, en un fenomenal Anthony Hopkins, que el "tio" se traga toda la película, pués no hay escena donde no salga.
En fín, una bonita película, muy bien realizada, y por supuesto mejor interpretada. Para pasar un buen, pero que muy buen rato. Saludos!!!. Excelente post. Si señor.
http://pablocine.blogia.com